Loading...

Cuando se trata de biotecnología, Cristália está un paso adelante de sus competidores. La empresa posee dos plantas certificadas de tecnología para fabricar IFA para productos biológicos, inauguradas en 2013 y 2014 respectivamente, y que ya están en pleno funcionamiento.

La apertura de sus plantas de biotecnología es un hito para Cristália y para Brasil, así como una prueba de que la empresa es uno de los referentes mundiales de la industria.

La ciencia de la naturaleza

Pero, ¿qué significa biotecnología? Es una ciencia que puede producir drogas biológicas con un alto potencial terapéutico.

Mientras que se obtienen drogas sintéticas de procesos tradicionales, lo que da lugar a moléculas con una estructura química clara, las drogas biológicas son moléculas complejas que se obtienen de células que crecen en condiciones controladas.

Esas drogas son un gran avance para el tratamiento de varias enfermedades y varios trastornos, como el cáncer y el déficit de crecimiento, lo que les brinda a los pacientes una mejor calidad de vida y bienestar.

Nueva terapia contra el cáncer

La primera planta de biotecnología inaugurada por Cristália obtuvo, en marzo de 2014, la Certificación de buenas prácticas de fabricación (CBPF) por el ente regulador brasileño ANVISA para el somatropina de IFA (Ingredientes farmacéuticos activos) para producir una hormona empleada en el tratamiento de niños con déficit de crecimiento.

Esa fue la primera vez que una empresa farmacéutica recibió la aprobación para fabricar insumos biológicos. Actualmente, bajo ensayos clínicos, esas drogas son estratégicamente importantes para el país y reflejan una renovación de la ciencia local en beneficio de la producción brasileña.

Kollagenase sin ingredientes de origen animal

La segunda planta de biotecnología que usa una plataforma de fabricación de microorganismos anaeróbicos también obtuvo un GBPF a finales de 2014, y se dedica totalmente a la fabricación de colagenasa de Insumos Farmacéuticos Biológicos, una sustancia que se utiliza en la fabricación de ungüento de Kollagenase sin ingredientes de origen animal de Cristália.

Con el fin de tratar heridas, úlceras y quemaduras, Cristália ha comercializado su ungüento de Kollagenase sin ingredientes de origen animal desde 1979, pero ahora el producto se fabrica con un insumo desarrollado por los científicos brasileños por medio de procesos que utilizan microorganismos extraídos de la diversidad biológica local.

Antes de ese logro, se importaron todos los IFA biológicos empleados en la producción de ungüentos con estas enzimas.