Loading...

El Laboratório Cristália tiene cuatro unidades farmacéuticas, tres que se encuentran en el Parque industrial de Itapira y otra en São Paulo.

Mientras que las plantas industriales farmacéuticas de Itapira, que componen la Unidad I (Farmacéutica I, Farmacéutica II y Oncología farmacéutica), son responsables de la producción de sólidos, líquidos orales, semisólidos, gotas para los ojos e inyectables, la planta industrial en São Paulo es la responsable de fabricar fluidos y productos liofilizados diseñadas para utilizarlos en el hospital.

Producción cuadruplicada

Las plantas farmacéuticas I y II se albergan en el Parque industrial de Itapira y ocupa una superficie total de edificación de 51 000 m2. La primera planta se inauguró en 1972 y ocupa una superficie de 16 000 m2, y la segunda en 2010, con una superficie de edificación de 35 000 m2.

La unidad farmacéutica II se inauguró en 2010 y se diseñó para cuadruplicar la producción de la empresa con el fin de satisfacer las demandas del mercado. Con equipos de última generación, se han invertido más de 100 millones de dólares en la planta en cuanto a la estructura y a los equipos, lo que garantiza que la materia prima y los productos se transfieran con la máxima seguridad a los productos terminados, los colegas y el medioambiente.

La planta Oncológica (antigua Citostática) se inauguró en 2013 para enfocar la fabricación de las drogas contra el cáncer. La planta farmacéutica, ubicada en el barrio de Butantã, está construida en una superficie de edificación de 8 000 m2, y los productos allí fabricados son suministrados a casi todos los hospitales brasileños, incluidos los anestésicos, un segmento en el que Cristália es líder en el negocio principal de Brasil en el país.

Rastreabilidad primaria


La planta farmacéutica de Cristália fue la primera en el país que proporcionó rastreabilidad primaria para productos relacionados con el hospital. La cartera completa de productos inyectables (líquidos y liofilizados), sólidos (tabletas, pastillas y cápsulas) y semisólidos (cremas y ungüentos) diseñados para utilizar en el hospital llevan un código individual DataMatrix.

Las farmacias del hospital pueden comprobar de forma más fácil y segura las sustancias activas, las fechas de vencimiento de los productos y los lotes de fabricación al utilizar un escáner óptico.

Obtenga más información sobre el proyecto de rastreabilidad de Cristália con el código Datamatrix en el siguiente enlace: Codificación Datamatrix.