Loading...

Una visión progresista hacia la salud


La historia de Cristália merece ser compartida porque involucra espíritu de empresa, investigación e innovación. En 1969, un grupo de médicos fundaron una residencia de ancianos llamada Clínica de Repouso de Itapira, también conocida como Clínica Cristália, en la zona rural de São Paulo. Además, la empresa se estableció específicamente para satisfacer las necesidades de sus pacientes e, inmediatamente, el excedente se puso a disposición del mercado.

Fue en el segmento de la psiquiatría, el origen de este establecimiento, donde Cristália hizo sus primeras innovaciones. En 1976, al fabricar haloperidol, un agente antipsicótico poderoso, Cristália tomó el monopolio del producto de manos de una empresa internacional. De este modo, redujo el precio de la droga y comenzó a venderla al Centro de Drogas del Ministerio de Salud, poniéndola a disposición de miles de brasileños.

Un líder en anestesia

Luego de lanzar las drogas psiquiátricas, Cristália dirigió su enfoque a la anestesia. Actualmente es líder en anestésicos y narcóticos ya que la empresa abastece al 95% de los hospitales brasileños. También es el fabricante más grande de anestésicos en América Latina.

La empresa fabrica cuatro de los anestésicos inhalados más utilizados en el mundo, así como los tres principales agentes bloqueadores de anestesia. También es el fabricante más grande de dos de los relajantes musculares más vendidos y produce todos los analgésicos narcóticos disponibles, como la morfina y la meperidina..

Otro producto particularmente importante para la anestesiología brasileña es el dantroleno, el único agente capaz de combatir la mayor preocupación de los anestesiólogos: la hipertermia maligna. Luego de importar el producto durante un tiempo, Cristália comenzó a fabricarlo, poniéndolo a disposición de los hospitales en todo el país.

El primer laboratorio en realizar la cadena de producción completa de una droga

La empresa nunca dejaría de innovar. Una evidencia de esto es que, en 2006, Cristália obtuvo la patente del carbonato de lodenafil, el principio activo de Helleva, una droga considerada un hito en investigación, desarrollo e innovación, tanto para la propia empresa como para la industria farmacéutica local. Helleva se puso a disposición del mercado luego de siete años de investigación y es la primera droga sintética desarrollada completamente en Brasil, desde el diseño de la molécula hasta el producto terminado. Esta es la cuarta molécula a nivel mundial desarrollada para el tratamiento de disfunción eréctil. Esta patente ya ha sido registrada en los Estados Unidos, Europa y Hong Kong. El producto se ha exportado a México desde 2015.

La primer planta de biotecnología privada de Brasil dedicada a los anaeróbicos

En 2014, Brasil le mostró al mundo que puede producir drogas biotecnológicas de vanguardia con la tecnología local. El 3 de noviembre de 2014, Cristália recibió su CBPF (Certificación de buenas prácticas de fabricación) para los Ingredientes farmacéuticos activos biológicos. Luego de años de investigación, la Planta de biotecnología y anaeróbicos ubicada en el Parque industrial de Itapira (SP) e inaugurada el mismo año, recibió el visto bueno para comenzar a fabricar el IFA colagenasa sin ingredientes de origen animal, que había sido desarrollado verticalmente por la empresa utilizando ciencia 100% brasileña y que, poco después, sería lanzado a nivel mundial.

Un sueño que se hizo realidad

La colagenasa sin ingredientes de origen animal de Cristália, entre muchas otras innovaciones aportadas por la empresa, es un sueño que se hizo realidad luego de 47 años. Desde un pequeño laboratorio para la producción de drogas psiquiátricas, Cristália se ha convertido en el mayor y más completo parque industrial farmacéutico, farmacoquímico, biotecnológico, de investigación/desarrollo e innovación del país.

Como grupo empresarial 100% brasileño, la empresa ha obtenido 107 patentes tanto a nivel nacional como internacional, y es la pionera en Brasil en cuanto a la realización de la cadena de producción de una droga, desde el diseño de la molécula hasta los medicamentos terminados que llegan a los pacientes.

Complexo Industrial de Itapira

Parque industrial de Itapira


Actualmente, el Parque industrial de Itapira incluye una planta farmacoquímica, donde se fabrican los Ingredientes farmacéuticos activos (IFA) para que Cristália comercialice a nivel local y exporte; dos plantas farmacéuticas; instalaciones dedicadas a la investigación, el desarrollo y la innovación; una planta fitostática; una planta de biotecnología y una de biotecnología anaeróbica, la primera se inauguró en 2013 y la última en 2014.

Se espera que la planta farmacoquómica oncológica dedicada a la fabricación de IFA para las terapias de cáncer inaugure en 2019.

A pioneer in biologicals


La construcción de la planta de fabricación de biotecnología permitió, por primera vez en Brasil, la fabricación de una hormona de crecimiento humano (somatropina); y la proteína quimérica etanercept, para tratar la artritis reumatoidea y la psoriasis.

En la planta de biotecnología - anaeróbicos, se fabrica nuestra enzima colagenasa sin ingredientes de origen animal.  

La fuerza laboral de Cristália abarca aproximadamente 5200 colegas, incluidos Cristália y sus empleados de las empresas asociadas, que comparten la misma visión de trabajo para mejorar la salud de la población, al permitir que miles de brasileños tengan acceso a medicamentos de vanguardia.

Pionerismo Medicamentos Biológicos